Tesauro
Inicio 
 
TEMÁTICA
 
Normas Generales
Capacidad
Procedimientos
Perfeccionamiento
Ejecución
Equilibrio
Nulidades
Liquidación
Responsabilidad
Controversias
Tipología
Régimen especial
 

Esta página contiene una (1) jurisprudencia

 

 

{§-0001}    JURISPRUDENCIA

 

DAÑO EVENTUAL

 

 

CONSEJO DE ESTADO, SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO, SECCIÓN TERCERA, CONSEJERO PONENTE: FREDY IBARRA MARTÍNEZ. RADICACIÓN 16334 DE 2006, BOGOTÁ, D.C., VEINTINUEVE (29) DE NOVIEMBRE DE DOS MIL SEIS (2006). 5. El restablecimiento del derecho.- La jurisprudencia del Consejo de Estado se ha pronunciado sobre el daño eventual para manifestar que, en razón a que pende para su realización de otros hechos externos a él, que pueden o no suceder, no es indemnizable, y ha aclarado que la certeza exigida no está unida a la temporalidad del mismo, teniendo en cuenta que es materia de resarcimiento tanto el hecho presente o consolidado como el hecho futuro o que por está por causarse, ya que en relación con este último lo importante es que exista prueba de que necesariamente habrá de producirse.

 

Los límites entre el daño futuro cierto y el daño futuro eventual, en algunos casos resulta difícil de determinación, sobre todo cuando se está en presencia de la frustración de una oportunidad de obtener un beneficio o de evitar un menoscabo. La doctrina ha contribuido ha precisar que: “(...) lo frustrado no es el beneficio esperado, sino la mera probabilidad de lograrlo que razonablemente hubiera tenido el damnificado de no mediar el ilícito”.

 

Para que proceda el resarcimiento de la oportunidad frustrada, el chance debe ser real y serio: “(...) no una mera ilusión o conjetura de la mente del damnificado”(17), por la cual, a fin de determinar si el daño solicitado se encuentra dentro del rango de lo indemnizable, se ha distinguido entre situaciones en las que el particular no pudo poner en movimiento el chance, de la oportunidad que se frustró en momentos en que se estaba ejercitando este, distinción que ha sido atenuada para señalar que para dete rminar lo indemnizable, lo importante es que el daño ofrezca suficiente grado de certeza, el cual no está unido necesariamente a la temporalidad del mismo, por cuanto, debe tenerse presente lo siguiente:

 

“La certidumbre que requiera la pérdida de chances no se relaciona inexorablemente con el factor temporal, con la mayor o menor proximidad que pudiese hipotéticamente haber mediado entre el ilícito que frustra la chance y su probable tiempo de ejercicio. Este es solo uno de los aspectos que pueden ser tenidos en cuenta a la hora de valorar la existencia cualitativa de la chance frustrada y de medir su incidencia cuantitativa. Pero existen otros, de no menor importancia, cuya ponderación debe realizarse, com o se ha dicho, en abstracto y computando además las circunstancias de persona y lugar”.

 

En el caso particular, tales requisitos no se reúnen en el daño material, como tampoco en el daño moral. 

 

Volver a tema

 

 
 
NORMAS
 
Ley 80 de 1.993
Ley 1150 de 2.007
Ley 1474 de 2.011
Dec. 019 de 2.012
Dec. 1510 de 2.013
C.P.A.C.A.
Dec. 1082 de 2.015
Normas anteriores
 
INFORLEX SAS ©
Derechos Reservados
Álvaro Darío Becerra Salazar
MMX - MMXV